ESTATUTO DE LA ACADEMIA NACIONAL DE INGENIERÍA

 

CAPITULO I. NOMBRE, CONDICIÓN, DOMICILIO LEGAL Y CAPACIDAD  

Artículo 1°- La Academia Nacional de Ingeniería, constituida bajo la denominación de Academia Argentina de Ingeniería de la que es continuadora, es una Institución técnico-científica, con carácter de asociación civil y personería jurídica. Tiene su domicilio legal en la Capital Federal.1  

Artículo 2° - La Academia tiene capacidad para adquirir derechos y contraer obligaciones. Puede en consecuencia, realizar todos los actos jurídicos que sean necesarios para el desempeño de sus funciones y que no estén prohibidos por las leyes.  

 

CAPITULO II. FINALIDADES Y ATRIBUCIONES

Artículo 3° - Los fines de la Academia son los siguientes:[1] a) Fomentar y difundir la investigación técnico-científica en relación con la ingeniería. Propendiendo al desarrollo y progreso del país; b) Estudiar los diversos aspectos que presenta la ingeniería: enseñanza e investigación, ejercicio profesional, planes relativos a las obras públicas y privadas, etc., especialmente en cuanto atañe al interés de la Nación; c) Expresar su opinión, cuando lo estime conveniente, sobre las cuestiones a que se refieren los apartados que anteceden, y evacuar a su respecto las consultas que le formulen los poderes públicos nacionales, provinciales o municipales, las universidades e instituciones docentes oficiales y privadas y las asociaciones profesionales; d) Fomentar por todos los medios a su alcance el culto de la dignidad en el ejercicio de las actividades técnicas, científicas y profesionales de la ingeniería; e) Establecer y mantener relaciones con las instituciones y personas del país y del extranjero que se dediquen al estudio de las ciencias de la ingeniería y conexas; f) Crear laboratorios, institutos o centros de investigación; así como realizar coloquios, seminarios, congresos y otras formas de contacto con especialistas del país y del extranjero. Instituir recompensas y premios de estímulo para estudioso e investigadores; g) Intervenir cuando se le requiera en la formación de tribunales o jurados que se constituyeren para juzgar el mérito de trabajos técnicos o científicos; h) Crear una tribuna que permita a sus miembros y a personalidades de la ciencia o de la técnica, invitadas a tal efecto, la exposición pública de sus ideas; i) Crear una biblioteca especializada para uso de sus miembros y del público, teniendo en cuenta los fines de su creación, promoviendo el canje de sus publicaciones y requiriendo de organismos similares y de instituciones públicas y privadas, el envío de sus libros, folletos e informes.  

Artículo 4° - A tales efectos son sus atribuciones: a) Elegir sus miembros titulares, correspondientes, honorarios y eméritos; b) Celebrar periódicamente sesiones privadas para tratar y resolver los asuntos internos de la Institución y recibir comunicaciones técnicas y científicas; así como sesiones públicas destinadas a la realización de actos y conferencias del mismo carácter; c) Disponer la publicación parcial o total de lo resuelto o tratado en las sesiones, trabajos o comunicaciones presentados, conferencias o memorias y, en general, lo relativo al progreso técnico y científico de la República en el campo de la ingeniería; d) Integrar tribunales encargados de dictaminar sobre el mérito de la producción intelectual y el otorgamiento de premios; e) Realizar los actos culturales y científicos conducentes al cumplimiento de sus propósitos; f) Realizar los actos jurídicos que requiera el desempeño de sus funciones, incluidos los previstos por el artículo 1881 del Código Civil, incisos 1°, 2°, 3°, 4°, 7°, 8°, 10°, 11°, 15° y 16°; g) Contratar con el Estado o con instituciones privadas, mediante adecuada retribución, el estudio de temas técnicos y científicos; h) Dictar sus propios reglamentos internos.

 

CAPITULO III. DE SU CONSTITUCIÓN  

Artículo 5° - La Academia estará constituida por miembros titulares o de número, miembros honorarios, miembros correspondientes y miembros eméritos. En todos los casos será condición indispensable para ocupar un sitial en la Academia poseer título universitario de ingeniero en alguna de sus especialidades; haber tenido destacada actuación en la investigación científica o técnica; en la cátedra universitaria u otras labores docentes; o como publicista en aspectos análogos; o en el ejercicio profesional; y gozar, además, de concepto público de honorabilidad intachable. Podrá omitirse excepcionalmente el requerimiento del título de ingeniero cuando se trate de una persona que actúe en el campo de la ingeniería y tenga en él los méritos que la destaquen para poder ser miembro de la Academia. Todos los cargos académicos serán vitalicios y ad-honorem. Ello no obstante, la Academia podrá eliminar de su seno al miembro que incurriere en acciones o hechos que impliquen inconducta o falta grave, o falta profesional que menoscaben el decoro de la calidad de miembro de la Corporación. En tales casos, la Academia constituida en Tribunal de Honor procederá de conformidad con las disposiciones que al respecto se establezcan en su Reglamento Interno.  

Artículo 6° - Los miembros titulares serán cuarenta; la mayoría de ellos argentinos nativos. Hasta un máximo de seis podrán ser argentinos por naturalización. Tendrán, de preferencia, domicilio en la ciudad de Buenos Aires, o dentro de una distancia de hasta 60 kilómetros del perímetro de la misma, para asegurar el funcionamiento regular de la Corporación. La Academia podrá, ello no obstante, designar un número prudencial de Académicos Titulares con domicilio dentro del país y fuera del expresado radio.  

Artículo 7° - El número de Académicos Correspondientes será fijado en el Reglamento Interno. Los Académicos Correspondientes deberán ser personas que, además de reunir las condiciones establecidas en el artículo 6° puedan representar a la Institución en el lugar de su residencia. Esta podrá ser dentro del país, con exclusión de la ciudad de Buenos Aires y de la distancia de 60 kilómetros del perímetro de la misma, o fuera de él.  

Artículo 8° - La Academia podrá designar excepcionalmente miembros honorarios a profesionales argentinos o extranjeros que reúnan las condiciones del artículo 5° y que por sus relevantes condiciones se hayan hecho acreedores a dicha designación.  

Artículo 9° - La Academia podrá designar Miembros Eméritos a los Académicos Titulares en los casos siguientes: a) Académicos renunciantes; b) Académicos que por razones diversas estimen no poder continuar tomando parte activa en los trabajos de la Academia. En ambos casos la designación de Miembro Emérito determina la declaración de vacancia del sitial de Miembro Titular que le correspondía.  

Artículo 10° - Los Académicos Titulares tendrán los siguientes derechos y deberes: a) Concurrir a las sesiones públicas y privadas de la Academia con derecho a voto, e integrar por elección la Mesa Directiva; b) Presentar comunicaciones a la Institución y dar conferencias públicas en el seno de la misma; c) Recibir las publicaciones de la entidad; d) Representar a la Academia en los casos en que ésta así lo resuelva; e) Integrar las comisiones especiales que designe la Institución; f) Abonar la cuota social; g) Dar cuenta del traslado de su domicilio.  

Artículo 11° - Se considerará renuncia al cargo de miembro titular la inasistencia de un académico a las reuniones de la Institución durante un año sin aviso; ella será tratada en la primera sesión subsiguiente.  

Artículo 12° - Los Académicos Correspondientes representarán a la Academia en el lugar de su residencia. Podrán enviar trabajos para su consideración por la misma; cuando se encuentren en Buenos Aires asistir con voz a las sesiones de la Academia y disertar en sesión pública previa autorización de la Mesa Directiva. Los Académicos Honorarios podrán asistir con voz a las sesiones de la Academia y disertar en sesión pública previa autorización de la Mesa Directiva. Los Académicos Eméritos tendrán todos los derechos y deberes de los Académicos Titulares, con excepción de los derechos de voto y de integrar la Mesa Directiva.  

Artículo 13° - Los Académicos Titulares que cambiaren de domicilio, continuarán manteniendo su carácter de tales con asiento en la nueva residencia. Los Académicos Correspondientes que trasladen su domicilio a la ciudad de Buenos Aires o dentro de la distancia de 60 kilómetros del perímetro de la misma, seguirán figurando en la nómina de tales como si residieran en el sitio anterior y no representarán a la Academia en su nueva residencia. Si cambiaren de domicilio a otro lugar del país o del extranjero pasarán a ser Correspondientes del lugar de su nuevo domicilio.  

Artículo 14° - Las vacantes de Académicos Titulares serán llenadas en la siguiente forma:

a) En sesión ordinaria la Academia determinará cuántas y cuáles vacantes podrán ser llenadas y establecerá el plazo dentro del cual se recibirán las propuestas de candidatos, suscriptas cada una de ellas por tres académicos, especificándose con la debida extensión los antecedentes y títulos de las personas propuestas. En el caso de candidatos sin título de ingeniero, considerado de excepción en el artículo 5°, las propuestas deberán estar suscriptas por seis académicos titulares;

b) Vencido el plazo indicado en el inciso que antecede la Secretaría comunicará a los señores académicos que en ella están a su disposición, para su consulta y por el término de quince días, la nómina y antecedentes de los candidatos propuestos. Cumplido dicho plazo, las propuestas serán giradas a las secciones pertinentes para su estudio o informe, las que deberán expedirse en el lapso prudencial que se fije en cada caso, no inferior de un mes;

c) Las propuestas serán consideradas en sesión subsiguiente, previo dictamen de la sección respectiva y con especial citación del caso en el orden del día;

d) Dicha sesión deberá ser convocada con diez días de anticipación por lo menos y el quórum de asistencia necesaria para la votación de los candidatos propuestos será el de más de la mitad del número de académicos titulares en ejercicio en ese momento;

e) La votación será secreta y una comisión de dos académicos designada por el Presidente, practicará el escrutinio. Cuando se trate de un solo candidato, se votará por “si” o por “no”, siendo necesario para resultar elegido el voto afirmativo de los dos tercios de los académicos presentes; cuando se trate de una sola vacante y los candidatos presentados fueran dos o más será elegido aquel que en la primera votación obtuviera los dos tercios de votos presentes; de no lograrse este resultado, se realizará una segunda votación, en la cual, si ninguno de los candidatos logra dichos dos tercios, se seleccionarán los dos que hubieran obtenido mayo número de votos y la designación se decidirá entre ambos, por simple mayoría, en una tercera votación;

f) Las sesiones en las que se consideren las propuestas y votación de los candidatos serán secretas.  

Artículo 15° - Las designaciones de miembros correspondientes se sujetarán a las mismas normas que rigen para los miembros titulares.  

Artículo 16° - Las designaciones de Miembros Honorarios se sujetarán a las reglas del artículo 14°, pero las propuestas deberán ser formuladas con la firma de diez académicos.  

Artículo 17° - Las sesiones de la Academia a que se refieren los incisos d) y e) del artículo 14°, deberán ser convocadas con diez días de anticipación por lo menos y el quórum de asistencia necesaria para la votación de los candidatos propuestos serán el de más de la mitad del número de Académicos Titulares en ejercicio en ese momento.  

Artículo 18° - Las designaciones de Miembros Eméritos serán resueltas por la Academia por mayoría de dos tercios de miembros presentes, con mención del caso en el Orden del Día.  

Artículo 19° - El Académico Titular elegido deberá incorporarse a la Academia en acto público, dentro del año de su designación. En su defecto, quedará de hecho eliminado de la nómina de miembros de la misma.  

Artículo 20° - En las sesiones que se realicen para incorporar miembros a la Academia, ésta designará uno de sus titulares para que use de la palabra en su nombre. El recipiendario deberá leer en el acto de su incorporación un trabajo inédito; debiendo disertar también sobre la personalidad del Académico cuya vacante ocupa.  

Artículo 21° - Los cargos académicos serán numerados y los sitiales podrán tener el nombre de personalidades científicas fallecidas. Los que se incorporen ocuparán el sitial que haya quedado vacante.  

Artículo 22° - La Academia se dividirá en Secciones por especialidades; el reglamento interno determinará el número de dichas secciones, las especialidades que comprenderá cada una y la forma de su integración, dirección y funcionamiento. La Academia podrá también designar Comisiones Especiales que tendrán a su cargo, en forma permanente o temporaria, la colaboración con las Secciones o el estudio de asuntos cuya naturaleza no encuadre dentro de las propias de alguna de las mismas.  

Artículo 23° - La Academia podrá tomar a su cargo la dirección o el funcionamiento de Institutos creados o a crearse con finalidades científicas, técnicas o artísticas. Las relaciones entre la Academia y los Institutos bajo su dependencia quedarán establecidas en el Reglamento Interno.  

Artículo 24° - La Academia estará habilitada para discernir distinciones honoríficas y tributar homenajes, a saber: a) Nombramiento de un Presidente Honorario, el que deberá recaer en uno de sus Miembros Titulares o Eméritos, que se haya destacado nítidamente por sus excepcionales cualidades morales y su alta competencia en las disciplinas científicas o técnicas y por méritos extraordinarios en el desempeño de la dignidad académica; b) A personas ajenas a la Corporación que, por sus realizaciones a favor de la misma lo hubieran merecido, o a personalidades extrañas a la Academia, del mundo científico o técnico, o a miembros de la Corporación vivientes o fallecidos. En todos los casos antes expuestos se procederá de acuerdo con las disposiciones que al respecto se establezcan en el Reglamento Interno.  

 

CAPITULO IV. DE LAS AUTORIDADES  

Artículo 25° - La Academia será dirigida y administrada por su Mesa Directiva, compuesta de un Presidente, un Vicepresidente primero, un Vicepresidente segundo, un Secretario, un Prosecretario, un Tesorero y un Protesorero. Los miembros de la Mesa Directiva deberán ser Académicos Titulares. Durarán dos años en sus funciones y serán reelegibles. La elección se hará por cargo, en la sesión de Asamblea a que se refiere el artículo 39° de este Estatuto o en sesión extraordinaria de Asamblea cuando hubiere lugar. Se realizará mediante voto secreto, por mayoría de miembros presentes dentro de un quórum de más de la mitad de Miembros Titulares en ejercicio, pudiendo realizarse la reunión media hora más tarde de lo establecido en la citación con la asistencia de un tercio de ellos. La reelección del Presidente, en su caso, requerirá el voto de las tres cuartas partes de los miembros presentes.  

Artículo 26° - La Mesa Directiva tiene a su cargo la dirección de la Academia y son sus atribuciones: a) Formular al comienzo de cada año el plan de actividades a desarrollar por la Academia en el curso del ejercicio, que someterá a la consideración y aprobación de la misma; b) Redactar el presupuesto anual de la Academia, en base al proyecto que al final de cada año preparen el señor Presidente y el señor Tesorero; c) Tomar conocimiento de la Administración de los fondos de la Academia por parte de los señores Presidente y Tesorero; d) Considerar la Memoria anual y el Balance General, Inventario y Cuenta de Gastos y Recursos Sociales del ejercicio que someterá a la aprobación de la Asamblea; e) Nombrar y remover al personal de la Academia, a propuesta del señor Presidente. Cuando se trate de personal técnico se dará intervención, además, a la Academia; g) Establecer el precio de venta de las publicaciones que realice la Academia; h) Proponer a la Academia las medidas que estime adecuadas para el mejor desenvolvimiento de sus actividades.  

Artículo 27° - La Mesa Directiva se reunirá cuando menos una vez por mes, por convocatoria del Presidente o toda vez que lo soliciten dos de sus miembros, en cuyo caso la petición deberá ser resuelta dentro de los diez días de efectuada la solicitud. La citación se hará por circulares enviadas a los domicilios de los miembros que la integran con diez días de anticipación. Actuará con quórum de más de la mitad de sus miembros y adoptará sus decisiones por mayoría de votos de presentes. Llevará acta de sus resoluciones; se dará su propio reglamento interno y dará cuenta anualmente de sus actividades a la Academia.  

Artículo 28° - El Presidente ejercerá la representación de la Academia, convocará y presidirá las sesiones de la misma y de la Mesa Directiva, propondrá a ésta el nombramiento y remoción del personal administrativo y técnico, administrará los bienes y fondos de la Academia con arreglo al presupuesto aprobado, conocimiento de la Mesa Directiva e intervención del Tesorero; resolverá los asuntos de carácter urgente dando cuenta a la Academia en la sesión inmediata y tomará las medidas necesarias para el cumplimiento de las disposiciones que se adopten. En caso de ausencia o impedimento será reemplazado por el Vicepresidente primero, o en su defecto, por el Vicepresidente segundo; a falta de ambos ejercerá la presidencia el Académico más antiguo y entre los de igual antigüedad corresponderá al de mayor edad. En caso de vacancia asumirá la Presidencia hasta completar el período el Vicepresidente primero y en su defecto el Vicepresidente segundo. En caso de acefalía total de la Presidencia, el Secretario o en su defecto dos académicos, convocará dentro de los treinta días a elección de las autoridades vacantes. Los sustitutos completarán el período.  

Artículo 29° - El Secretario, aparte de las demás tareas inherentes a su cargo, preparará, de acuerdo con el Presidente, las sesiones y levantará las actas. Convocará a sesión cuando así lo dispusiera el Presidente y tendrá a su cargo el archivo de la Academia, así como la Biblioteca. El Prosecretario colaborará con el Secretario en el ejercicio de sus funciones y lo sustituirá en caso de ausencia o impedimento completando el período en caso de vacancia.  

Artículo 30° - El Tesorero tendrá a su cargo la custodia del patrimonio de la Academia y conjuntamente con el Presidente o quien lo reemplace, todo lo concerniente al manejo de fondos, rendición de cuentas, preparación del presupuesto anual, etc. El Presupuesto será proyectado al final de cada año para regir al subsiguiente y se hará sobre la base de los recursos disponibles, la remuneración del personal, los gastos generales y partida de imprevistos y publicaciones. El Protesorero colaborará con el Tesorero en el ejercicio de sus funciones y lo sustituirá en caso de ausencia o impedimento, completando el período en caso de vacancia.  

Artículo 31°- Las autoridades de la Academia conservarán sus cargos hasta la asunción de su reemplazante, aún cuando hubiere vencido el término para el cual fueron designados.   

 

CAPITULO V. DE LAS SESIONES  

Artículo 32° - La Academia se reunirá en pleno o por secciones, para tratar materias relacionadas con sus finalidades, cuestiones de carácter administrativo o cualquier asunto de interés para la Corporación. Las sesiones plenarias serán ordinarias, extraordinarias, públicas, privadas o secretas. Una vez por año se celebrará una sesión especial de Asamblea, a los efectos del artículo 39° del presente Estatuto. Las sesiones ordinarias se realizarán cuando menos una vez al mes, desde el 1º de marzo al 20 de diciembre. Las extraordinarias cuando el Presidente lo estime conveniente o cuando lo soliciten cinco Miembros Titulares; en este último caso la convocatoria deberá hacerse dentro de los diez días posteriores a la presentación de la solicitud.2  

Artículo 33° - En sesiones públicas o privadas se considerarán y discutirán los trabajos que presenten los Académicos y en sesiones privadas los asuntos de gobierno o administración de la Academia. Podrán también ser recibidos trabajos presentados por personas extrañas a la Institución siempre que estas últimas fueran presentadas por un Académico Titular. Las normas relativas al carácter y funcionamiento de las sesiones serán fijadas en el Reglamento Interno.  

Artículo 34° - Toda convocatoria se hará por comunicación escrita dirigida a cada uno de los académicos, con ocho días de anticipación, cuando menos, con especificación de los puntos a considerarse.  

Artículo 35° - Las sesiones de la Academia, tanto ordinarias como extraordinarias y salvo en los casos previstos en los artículos 14°, 15°, 16°, 39° y 43°, requerirán para su quórum la presencia de más de la mitad de los miembros titulares en ejercicio, pudiendo realizarse la reunión media hora más tarde de la establecida en la citación con la asistencia de un tercio de ellos. Salvo en los casos de los artículos 14°, 15°, 16° y 39°, las resoluciones se adoptarán por el voto favorable de la mayoría de los presentes.  

Artículo 36° - Las sesiones podrán ser públicas cuando así lo decida la propia Academia. En tales casos no se requerirá quórum determinado.  

Artículo 37° - Salvo declaración expresa de la Academia, tomada con el quórum y mayoría del artículo 43°, ésta no se solidarizará con las ideas doctrinarias emitidas en su seno.  

 

CAPITULO VI. DEL PATRIMONIO  

Artículo 38° - El patrimonio de la Academia lo constituyen los bienes que posee actualmente y los que pueda adquirir en el futuro. La Academia puede integrar fundaciones y aceptar donaciones, legados y toda clase de aportes para premios, hechos con el propósito de favorecer el progreso de la ciencia o la técnica. Podrá también adquirir bienes inmuebles, enajenarlos o hipotecarlos siempre que así lo resuelva una asamblea convocada al efecto, con el quórum que será fijado en el artículo pertinente en su Reglamento Interno.  

Artículo 39° - Los fondos de la Academia en concordancia con lo dispuesto por los artículos 26°, 28° y 30° son administrados por el Presidente con la intervención del Tesorero, conocimiento de la Mesa Directiva y con la obligación de dar cuenta anualmente del ejercicio económico financiero que se cerrará el 31 de diciembre. A tal fin se celebrará anualmente una sesión especial de Asamblea dentro de los ciento veinte días del cierre del ejercicio, en la que se considerará y aprobará la Memoria, Balance, Inventario y Cuenta de Gastos y Recursos Sociales. Cuando correspondiere[2], en la misma reunión se elegirán las autoridades de la Academia. La Academia tendrá cuenta en el Banco de la Nación Argentina y podrá tenerla en otros bancos de conformidad con las disposiciones en vigor. En la fecha y forma que determinen las disposiciones legales vigentes, deberá rendir cuenta al Poder Ejecutivo de la Nación de la inversión de las contribuciones del Estado. Asimismo deberá remitir anualmente nómina de su Mesa Directiva, Memoria, Balance, Inventario y Cuenta de Gastos y Recursos a la Inspección General de Personas Jurídicas.  

 

CAPITULO VII. DISOLUCIÓN DE LA ACADEMIA  

Artículo 40° - La disolución de la Academia podrá producirse en los casos siguientes:

a) Por decisión adoptada en sesión citada especialmente al efecto, con quórum de más de las dos terceras partes de sus miembros titulares en ejercicio y por mayoría de más de dos tercios de presentes, fundada en la imposibilidad de llenar los fines previstos en el artículo 1° del Estatuto;

b) En los previstos en el inciso 2° del artículo 48° del Código Civil. En ambas hipótesis la disolución deberá ser aprobada por el Poder Ejecutivo de la Nación.  

Artículo 41° - Producida la disolución de la Academia, previa liquidación de su activo y pasivo, el remanente de su pertenencia pasará a la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires.  

 

CAPITULO VIII. DISPOSICIONES GENERALES  

Artículo 42° - En la primera sesión ordinaria del año, el Presidente presentará una memoria de la marcha y situación de la Academia con indicación de las actividades desarrolladas o en vías de realización.  

Artículo 43° - El presente Estatuto podrá ser reformado por decisión de la Academia o a iniciativa de cinco académicos. Las reformas deberán considerar se en una sesión de Asamblea, convocada al efecto con comunicación a la Inspección General de Personas Jurídicas, cuyo quórum estará constituido por más de la mitad de los miembros titulares en ejercicio. Las resoluciones se adoptarán por mayoría de votos. En caso de no alcanzarse el quórum expresado se citará nuevamente hasta obtenerlo.  

 

CAPITULO IX. DISPOSICIONES TRANSITORIAS  

Artículo 44° - La Academia podrá distribuir la incorporación pública de sus miembros, dispuesta por el artículo 19°, dentro de un término prudencial, no mayor de cinco años a contar de la fecha de la primera incorporación.

 

 

 

 

 

 

 

[1] Modificación aprobada por Resolución IGJ Nº 000831 del 1º Septiembre 2010

[2] Modificación aprobada por Resolución IGJ Nº 000831 del 1º Septiembre 2010

| Institucional | Autoridades | Académicos | Secciones | Institutos | Premios | Vínculos | Prensa |